Notas

Este poema se atribuye a menudo a Charles Bowen (1835 – 1894), un juez inglés.